CERRAR X

CONTÁCTENOS

Gracias! Nos pondremos en contacto.

Oops! Tente novamente

La inclusión como estandarte: La experiencia de Fundación Saraki en Paraguay

Algunos de los desafíos que enfrentan las personas con discapacidad en América Latina y particularmente en Paraguay, radican en la importancia de eliminar ciertas barreras que no permiten su inclusión real y efectiva en el ámbito laboral, educativo y social. El trabajo en equipo, la creatividad y la predisposición hacen de Fundación Saraki un espacio donde las personas con discapacidad pueden aprender, empoderarse y capacitarse para enfrentar el día a día en la vida y en el trabajo.

Fundación Saraki: La inclusión como bandera

Hace poco tiempo tuve el placer de entrevistar a María José Cabezudo, Presidenta de Fundación Saraki, a Noelia Errecarte, Gerente del Programa de Inclusión Efectiva y Empoderadores, y a Marcela Torres, Gerente de Relaciones Institucionales, que nos acercaron su experiencia sobre cómo trabajan en Paraguay en la inclusión sociolaboral de personas con discapacidad.

Fundación Saraki surge a mediados de los ‘90 como un grupo de teatro que integraba personas con discapacidad en una época donde no se hablaba de inclusión. Frente a la necesidad de visibilizar y generar impacto social y político respecto a la discapacidad, se constituye como fundación en el año 2003, lo que les permitió comenzar a generar alianzas y a trabajar con la sociedad en su conjunto.

Marcela y María José señalan que la apuesta más fuerte es dejar de ver la discapacidad desde el punto de vista del asistencialismo y que se debe romper con los “estereotipos que ya están preconcebidos en el imaginario colectivo de la ciudadanía, de las instituciones públicas y del sector empresarial”. De este modo, Saraki se erige como punto de articulación entre el sector público y privado, y trabaja con programas y talleres vinculados a la formación laboral y al empoderamiento de personas con discapacidad.

Programas para la inclusión

Desde Fundación Saraki buscan hacer visible que “detrás de cada persona con discapacidad hay una persona con muchas capacidades, con muchas habilidades y, sobretodo, personas con muchísimas ganas de salir adelante, de aprender y de tener igualdad de oportunidades”.

Algunos de sus programas con mayor repercusión en los últimos años son “Inclusión Efectiva”, “Plan de Vida” y “Best Buddies”. El primero ese encuentra enfocado en la generación de oportunidades de inclusión sociolaboral a través de la capacitación de personas con discapacidad para incorporarse en una organización social, gubernamental o en una empresa. Asimismo, la Fundación acompaña y capacita a las personas empleadas en los propios puestos de trabajo dando seguimiento y apoyo para una mejor inserción.

Otra de las actividades está vinculada a talleres de consejería donde se busca orientar a grupos de jóvenes que ya se encuentran trabajando, de modo que puedan afrontar la vida adulta independiente en aspectos que atienden a otras necesidades además de lo laboral; este Programa se lo conoce como “Plan de Vida”.

Por último, “Best Buddies” es un programa en el que las personas con discapacidad crean lazos de amistad y se generan nuevos espacios de interacción social, en los que realizan actividades cotidianas, desde una salida al cine, al teatro, o cualquier actividad que implique salir en un grupo de amigos.

Estrategias de difusión: originalidad con fuerte impacto mediático y social

Ante mi inquietud por conocer el significado de la palabra que lleva como nombre la Fundación, las entrevistadas me explican que “Saraki significa, en guaraní, inquieto, travieso, que no se queda quieto”.  El trabajo en equipo y la originalidad en sus campañas de difusión son un fiel reflejo del “no quedarse quieto” y conseguir grandes logros, teniendo en cuenta que, en muchas ocasiones, las organizaciones del tercer sector no cuentan con grandes recursos para invertir en publicitar sus actividades.

“Obras que no existen”: fue una campaña por la cual un día amaneció la ciudad llena de calcomanías con las leyendas “esto es una rampa que no existe”, “este es un semáforo accesible que no existe”. La gran repercusión en los medios de comunicación generó una respuesta inmediata por parte del Sector Público que implicó cambios reales. Noelia señala que muchos de aquellos espacios públicos donde se habían colocado las calcomanías hoy cuentan, por ejemplo, con rampas que posibilitan a un ciudadano con discapacidad movilizarse con mayor seguridad por la ciudad. Esta campaña ha ganado premios nacionales e internacionales por su originalidad y alto impacto. 

Otra campaña realizada en junio de este año, conocida como “El aviso honesto”, fue originada en el mundo de las redes sociales. En Twitter una persona mediática del Paraguay crea un tuit con el hashtag #TrabajoCapacitado que decía lo siguiente:

El aviso generó reacciones negativas por parte de la audiencia y repercutió en los medios de comunicación. La respuesta del personaje mediático, acompañado por miembros de Fundación Saraki, se transmitió a través de un video explicando que el anuncio era parte de una campaña y que esta es una realidad que las personas con discapacidad viven día a día cuando no son tenidas en cuenta en los llamados para puestos laborales.

Para ver el video podes ingresar a:https://www.youtube.com/watch?v=_vuqs8DW9yA

Otra idea original con alto impacto se trató de una intervención realizada en una conferencia de prensa en la cual los periodistas debían anunciar los nombres de los futbolistas convocados para jugar en la selección nacional de Paraguay. La operación consistía en entregar todas las listas de jugadores en braille de modo que tuvieran que  esperar a que un chico con discapacidad visual viniera, presentara la lista y leyera los nombres de los jugadores. “Imagínate la desesperación, que llegan tempranito para ver quién lleva la lista primero y puede informar primero, y todas las listas estaban en braille” comenta Noelia.

Por último, otra campaña muy interesante consistió en la apropiación de espacios como lo es el evento de moda “Asunción Fashion Week”, el más importante del país. Estos espacios, por lo general, son exclusivos y se encuentran cerrados a la participación masiva, por lo que trabajando en conjunto se logró una convocatoria para modelos con discapacidad. Esta fue otra campaña con gran repercusión y aceptación.

Tejiendo y articulando redes

El ideal para Saraki radica en que el personal de las oficinas de empleo del Estado y de las áreas de recursos humanos del sector empresarial se encuentren capacitadas para proporcionar respuestas a la creciente demanda de empleo por parte de postulantes con discapacidad, que en la Fundación representa el 70% de las inquietudes de las personas que se acercan.

Este año, por ejemplo, se llevó a cabo una feria de empleos para personas con discapacidad en la que participaron más de treinta empresas y más de doscientas personas acercaron su currículum, con resultados muy positivos. Desde la Fundación manifiestan que “cada vez hay mayor interés por parte del sector privado de contratar colaboradores con discapacidad y a la vez (…) las personas con discapacidad, las percibimos más empoderadas con relación a lo que era años atrás (…) hoy en día están mucho más seguras, mucho más confiadas para presentarse a una entrevista de trabajo o para presentarse en una capacitación para el empleo”.

Desafíos: Educación especial vs. Educación inclusiva

El Estado de Paraguay, entre 2013 y 2014, ha dado un paso muy importante con la aprobación y reglamentación de la Ley N°5136 de Educación Inclusiva que, en su Artículo 2, expresa la “creación e implementación de un modelo educativo inclusivo dentro del Sistema Regular (…) que garantice la accesibilidad, permanencia, aprendizaje, participación, promoción y conclusión oportuna de los alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo”[1]. Esta propuesta difiere del modelo de educación “especial”, en el cual las personas con discapacidad estudian en escuelas apartadas a las escuelas tradicionales.

Lo novedoso de la educación inclusiva radica en que las personas con discapacidad realicen sus estudios compartiendo con personas sin discapacidad, lo cual permite una mayor interacción entre ellos. Desde Saraki indican que “nosotros, que trabajamos por la inclusión laboral, porque ese es el fuerte de Saraki, nos encontrábamos con que esas personas no tenían (…) las habilidades sociales necesarias para luego adecuarse en un espacio de empleo que sí era inclusivo”.

Este desafío los lleva a trabajar con un amplio espectro en el cual hay muchas personas para sensibilizar y educar, entre los que se encuentran no solo las personas con discapacidad y sus familias, sino también con los docentes, los compañeros y la comunidad educativa.

Algunos números…

Algunos números que surgieron de la conversación, muestran que el último censo nacional de Paraguay estima que en este país un 11% de la población tienen algún tipo de discapacidad, lo que equivale a unos ochocientos mil paraguayos. De este porcentaje, un 0,5% corresponden a estudiantes de primaria, y desde Saraki se preguntan “¿dónde queda el otro 10,5% de la población? ¿Dónde está?”.

Aún quedan muchos desafíos y obstáculos que atravesar, sin embargo, desde Saraki se muestran optimistas y consideran que, a pesar de que la temática de la discapacidad no es la prioridad para el gobierno, sí han visto avances en la legislación, y se está logrando instalar esta temática en la agenda política, mediática y social.

 Asimismo, se ha producido un importante aumento en la cantidad de personas que han capacitado, que han logrado conseguir trabajo y mantenerlo. Calculan que en seis o siete años de trabajo más de 100 personas con discapacidad se han visto beneficiadas por sus programas de inclusión efectiva en el ámbito laboral. Aunque falte mucho camino por recorrer, la buena predisposición y la convicción que caracteriza a las personas parte de esta Fundación les llevará a cumplir con su propósito de crear un Paraguay más inclusivo.

Si quieres conocer más sobre Fundación Saraki ingresa a www.saraki.org o visita la página de Facebook @fundacionsaraki1

--

[1] Ley N° 5136/2013 y Decreto Reglamentario N° 2837 disponible online en: http://www.presidencia.gov.py/archivos/documentos/DECRETO2837_e9kc6xhs.pdf 

VOLVER A LISTADO
Más opiniones de

Sofía Castro Mariel

Sofía Castro Mariel es Investigadora en el proyecto Mucho con Poco. Licenciada en Relaciones Internacionales de la Universidad Católica de Córdoba. Capacitada en Gobernabilidad y Gerencia Política por IFG, CAF - BDAL, The George Washington University - GSPM Latinoamérica. Investigadora con formación humanística, social y cultural. Su foco de interés se encuentra en América Latina, las comunidades indígenas y afro, la ecología, la educación y la interculturalidad | Tw: @sofia_castrom

Christian Andres Gonzales Calla

Politólogo.

Más opiniones deste autor