CERRAR X

CONTÁCTENOS

Gracias! Nos pondremos en contacto.

Oops! Tente novamente

#EleccionesChile: distintas reglas ¿mismos actores?

Introducción

Celebradas las primarias el pasado julio, el domingo 19 de noviembre, los ciudadanos chilenos concurrirán a las urnas nuevamente para elegir presidente, legisladores -diputados y senadores- y consejeros regionales.  

Tal como analizamos en el informe anterior, solo dos coaliciones participaron de la selección de candidatos presidenciales, al contar con más de un pre-candidato: Chile Vamos y Frente Amplio. Dentro de la primera, ubicada sobre la derecha del espectro ideológico, el ex presidente Sebastián Piñera logró vencer con el 58,36% de los votos a sus rivales: Felipe Kast (15,40%, “Evolución Política”) y al actual senador y ex alcalde Manuel José Ossandón (26,24%, independiente). Por otro lado, en el recientemente fundado y con una escasa fuerza parlamentaria (3 diputados y 1 consejero regional), el Frente Amplio, Beatriz Sánchez se impuso por el 67,56% a su contrincante Alberto Mayol, quien obtuvo el 32,44% de los votos.

Un factor que no se puede dejar de observar es que, en este caso, las elecciones son concurrentes, por lo que cabe esperar encontraron con el famoso efecto arrastre para los cargos legislativos. En pocas palabras, los partidos políticos que cuenten con candidatos ejecutivos fuertes y competitivos podrán sumar también bancas en el Congreso. Precisamente Chile presenta una configuración en la que existen candidatos fuertes con capacidad de arrastrar votos, como es el caso del ex presidente Sebastián Piñera o Alejandro Gullier. Es de esperar que los partidos competitivos intenten obtener la mayor cantidad de votos en la primera vuelta, donde se asignarán los escaños legislativos, y con una tercera fuerza intentando colarse en el ballotage, más aún en elecciones donde la segunda y tercera fuerza parecen estar muy cerca (1). En este sentido estos partidos intentarán forzar el ingreso al ballotage, para allí captar los votos opositores a Piñera y alzarse con el triunfo en las elecciones presidenciales.

Una novedad del proceso eleccionario de 2017 es que el gobierno saliente estrena una reforma política que modifica la distribución de escaños del Parlamento El cambio más significativo sucede en los 60 distritos electorales, que se convierten en 28, y se modifica la magnitud de distrito, que transforma al sistema binominal en uno de hasta, en algunos casos, ocho diputados. De esta manera, se pasará de 120 a 155 escaños en la Cámara de Diputados, mientras que en el Senado habrá 50 bancas en lugar de 38, distribuidas en 15 circunscripciones. Por otro lado, la nueva ley exige que haya paridad de género, con un máximo de 60% de candidatos de uno de ellos por partido. De este modo, Chile vuelve a tener un sistema de características proporcionales y abandona el sistema binominal que caracterizó al país desde la transición democrática a comienzo de los ’90.

Distintos trabajos académicos han estudiado las causas del paso de sistemas de representación mayoritaria hacia sistemas de representación proporcional (Rokkan, 1980, Boix, 2009). Calvo (2009) por su parte, explica que la irrupción de partidos competitivos con un fuerte arraigo territorial progresivamente perjudica los espacios en las asambleas de los partidos tradicionales, los que presentaban una concentración más dispersa del voto. En Chile, el sistema binominal se mantuvo mientras lo que supo ser la Concertación, permaneció ordenada y disciplinada. Actualmente, con un esquema en el cual se comienzan a resquebrajar las coaliciones tradicionales con las apariciones de partidos pequeños -con una distribución territorial de sus electorados-, podemos comprender como esto motorizó la adopción de un sistema de representación proporcional, no sólo como mecanismo para representar a estos partidos, sino también como salvaguarda del actual oficialismo (Nueva Mayoría) de una buena porción de su contingente legislativo.

¿Qué se elige?  

Además de elegir al nuevo presidente de la República, también serán electos 23 senadores, 155 diputados y 278 consejeros regionales elegidos en circunscripciones provinciales.

‍Fuente: Elaboración propia en base al Servicio Electoral de Chile. https://www.servel.cl/

‍El Senado –cuyos representantes tienen mandato de ocho años– se renueva por partes, alternadamente cada cuatro años. En esta ocasión se elegirán en las regiones impares 23 senadores de las circunscripciones I, II, IV, VI, IX, XI y XIV. Las regiones pares, renovadas en las legislativas de 2013, recién renovarán en 2021, cuando termine el proceso de implementación de la Reforma. Actualmente, Nueva Mayoría cuenta con 20 escaños en la Cámara Alta, y en este recambio pone en juego 9 de ellos (4 por el PDC, 3 por el PPD y 2 del PS) mientras que Chile Vamos tiene 14 bancas y pone en juego la mitad (4 por RN y 3 por la UDI). Las cuatro restantes, se dividen dos a Sentido Futuro y dos corresponden a legisladores independientes.

En cuanto a la Cámara de Diputados, se renueva en su totalidad cada cuatro años, por lo que en esta instancia la reforma se aplicará de manera completa sobre los 155 nuevos diputados. Hoy la distribución de bancas es de 67 para Nueva Mayoría (donde la Democracia Cristiana cuenta con un contingente de 20 bancas) y 47 para Chile Vamos, donde el partido que más aporta a la coalición es la UDI, con 27 escaños.

La coalición del Frente Amplio fue el único espacio político que presentó pre-candidatos parlamentarios en siete distritos: distrito 2 región de Tarapacá, distrito 4 región de Atacama, distrito 5 región de Coquimbo, distritos 9 y 11 de la región Metropolitana (único en el cual se presentan dos listas dentro de la coalición), distrito 20 región del Biobío y distrito 26 región de los Lagos.

En el caso de los Consejeros Regionales, se elegirán mediante circunscripciones provinciales, cada una constituyendo al menos una circunscripción, excepto 5 provincias que se subdividirán, sumando un total de 64 circunscripciones provinciales.

Contexto político y económico

Las elecciones en Chile se desenvuelven en un contexto desfavorable para el oficialismo de Nueva Mayoría, liderado Michelle Bachelete (2). Acaso el quiebre de la coalición oficialista colabore (tras la disidencia de la Democracia Cristiana llevando a una candidata por fuera de la coalición), o quizás la caída en la popularidad de la actual mandataria chilena tiene que ver con el paquete de reformas -que incluyen la estructura impositiva, la educación, la legislación electoral (3) y el mundo del trabajo (4)- que Michelle Bachelet llevó adelante en la gestión que concluye, sumado a un contexto de desaceleración económica (afectada por la caída del precio internacional del cobre, aumento del déficit fiscal y reducción de la inversión privada) (5).

A continuación podemos observar la serie histórica de candidatos presidenciales. El gráfico muestra la tendencia decreciente de los candidatos presidenciales a presentarse bajo una coalición, desde el retorno a la democracia hasta ahora. En su lugar, comenzaron a emerger nuevos candidatos, hijos de las sucesivas reconfiguraciones de las mismas coaliciones.

Gráfico 1

https://lh6.googleusercontent.com/aTwvxOJC3cj1thfAw_M6ZmYLVT46aDM3Sn01x7MwBKMnE9vfSpsArpQ_Q-rECFKicybhTqNMOVlBaHVHPGdKres2p3UMKMGb3Yn2RDOhcf9wyVyAZgS3kcIT0nh3YTlDZhBJO59_
‍Fuente: Elaboración propia en base al Servicio Electoral de Chile. https://www.servel.cl/

¿Quién es quién?

Ahora bien, la dificultad frente a la que se encuentra el actual oficialismo es doble: a la que implica toda campaña por la presidencia se le suma una en el frente interno. La coalición se quiebra con la rebeldía de la Democracia Cristiana que, alejándose de la misma, presenta a su propia candidata: Carolina Goic. Los números de intención de voto para la primera vuelta no amenazan al oficialismo, el problema radica en que esta contienda se resuelve en ballotage. Pero vamos por partes: Goic se aleja del oficialismo no tanto por las reformas llevadas adelante, sino por las diferencias sobre lo que considera hay que hacer con el sistema tributario, los derechos laborales (dos temas “del día” en la política de la región) y por las consideraciones sobre el derecho al aborto (una preocupación en línea con el espacio político del que hablamos) (6). Así, la Democracia Cristiana apuntó a sus raíces: volver a ser una alternativa de centro. Han habido interpretaciones que plantearon que, de haber sido Ricardo Lagos el candidato del oficialismo, tal fractura no habría ocurrido (7).

Chile Vamos es la coalición sucesora de Alianza por Chile, fundada durante el retorno a la democracia en 1989 por los partidos Unión Demócrata Independiente (UDI) y Renovación Nacional (RN). Sobre esa base y llevando a la cabeza como candidato al ex presidente Piñera, esta coalición que nace en el 2015, incorpora a: el Partido Regionalista Independiente (PRI), coincidente con intereses locales, y el nuevo partido liberal, Partido Evolución Política (Evópoli).

Estos no son los únicos que compiten por llegar a la presidencia de Chile. Hay otros candidatos, menos protagónicos, tales como Beatriz Sánchez, quien renunció al periodismo para este año lanzarse como candidata presidencial. Participó de la interna de la alianza Frente Amplio, desvirtuando así la idea inicial de la izquierda de moderarse e inclinarse aunque sea un poco al centro (acaso buscando a los desencantados de la Nueva Mayoría). A pesar de todo esto, hoy (si bien alejada) ocupa un cómodo tercer lugar en la intención de voto según las encuestas (8). Su feminismo declarado, su prédica por el derecho aborto y la propuesta de investigar los delitos de lesa humanidad durante la dictadura de Pinochet la ubican a la izquierda del espectro ideológico.

También compite Marco Enríquez-Ominami, ex dirigente socialista y diputado por ese partido durante dos períodos, quien no se enfrenta a su primera campaña por la presidencia: ya había participado por fuera de la Concertación en el año 2009, obteniendo cerca del 20% de los votos, y más tarde en 2013, logrando un magro 10% de los votos (9). Aquella vez como candidato independiente, hoy se presenta con su propia etiqueta, el Partido Progresista (PRO) (10).

Por último, nos queda mencionar a José Antonio Kast, que se presenta como candidato independiente tras haber renunciado a la Unión Democrática Independiente, que lo cobijó por varios años y del que fue referente (se desempeñó como jefe de bloque de Diputados de la UDI desde principios de los 2000) (11). Hoy por hoy, es uno más de la centroderecha chilena, que, habiendo tenido un trato cordial con Piñera durante la presidencia de este último, Kast se aleja (12) por diferencias valorativas, que lo ubican al ex-UDI con convicciones más conservadoras. Estas diferencias culminan entonces con una candidatura propia para 2013, antecedida de varias discrepancias dentro de la alianza de gobierno en común de 2010-2014.

Conclusiones

Las elecciones 2017 son un hito en la historia electoral chilena por dos factores. El primero de índole institucional donde, por primera vez después del régimen autoritario de Augusto Pinochet, se abandonará el famoso sistema binominal, adoptando un sistema de representación proporcional. Este aspecto abre una serie de interrogantes en torno a qué partidos políticos y coaliciones podrán reordenarse y adaptar estrategias específicas a la nueva ingeniería electoral. Así, cabe esperar que las reglas electorales traigan consigo el principio de la mutación del sistema de partidos chileno. Un segundo factor, no menor, es la erosión de las coaliciones como figura bajo la cual todos los partidos políticos se alineaban. Como se señala anteriormente, la tendencia ha ido decreciendo a lo largo del tiempo, y el actual sistema electoral podría desincentivar la formación de coaliciones, en tanto abrirá las puertas de las asambleas legislativas a una mayor cantidad de partidos políticos, los que, bajo el histórico sistema binominal, se veían forzados a integrar una coalición si querían acceder a una banca.

Otro de los desafíos que tendrán los partidos políticos a la luz del nuevo sistema electoral será el de comenzar a coordinar estrategias de negociación y colaboración en lo que posiblemente comience a constituirse como una legislatura cada vez más fragmentada.

Restará esperar a después del domingo para comenzar a observar la forma en que los partidos políticos se acomodan a estas nuevas reglas de juego.

(1) https://mundo.sputniknews.com/americalatina/201710101073062027-comicios-expresidente-encuesta/

(2) http://www.emol.com/noticias/Nacional/2017/11/03/881905/Pinera-obtendria-45-y-Guillier-23-en-primera-vuelta-segun-encuesta-Cadem.html , http://www.emol.com/noticias/Nacional/2017/10/25/880670/En-tiempo-real-Resultados-de-la-Encuesta-CEP-la-ultima-antes-de-las-elecciones-presidenciales.html , http://www.latercera.com/noticia/adimark-frente-amplio-sufre-dura-alza-desaprobacion-chile-logra-conglomerado-mejor-evaluado/  

(3) http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/02/150202_chile_bachelet_reformas_vs

(4) http://www.emol.com/noticias/Economia/2017/04/01/852178/Los-cambios-mas-significativos-que-impulsaron-a-la-reforma-laboral-que-comienza-a-regir-este-1-de-abril.html

(5) http://www.bancomundial.org/es/country/chile/overview#1

(6) http://www.telam.com.ar/notas/201704/187359-chile-democracia-cristiana-elecciones.html

(7) https://www.infobae.com/america/america-latina/2017/05/27/por-que-se-rompio-la-coalicion-politica-mas-larga-y-exitosa-de-america-latina/

(8) http://www.emol.com/noticias/Nacional/2017/11/03/881905/Pinera-obtendria-45-y-Guillier-23-en-primera-vuelta-segun-encuesta-Cadem.html , http://www.emol.com/noticias/Nacional/2017/10/25/880670/En-tiempo-real-Resultados-de-la-Encuesta-CEP-la-ultima-antes-de-las-elecciones-presidenciales.html

(9) https://es.wikipedia.org/wiki/Marco_Enr%C3%ADquez-Ominami#Elecciones_presidenciales_2013

(10) https://presidentemarco.cl/project/campana-2009/

(11) http://www.kast.cl/conoceme/

(12) http://www.latercera.com/noticia/los-vaivenes-pinera-kast/

Equipo de trabajo del GICP "Coaliciones Políticas en América Latina" (UBA)

Iván Seira (Coordinador)

Sofía Santamarina

Agustina Falak

Federico Casas

Julia Farias Guizzo

VOLVER A LISTADO
Más opiniones de

Equipo de investigadores "Coaliciones Políticas en America Latina"

Iván Seira, Florencia Videla Bavio, Sofía Santamarina, Federico Oscar de la Vallina, Martín Ferreiro y Federico Manuel Casas, todos son Investigadores en Formación del GICP "Coaliciones Políticas en America Latina" (UBA) | Tw: @CoalicionesGICP

Christian Andres Gonzales Calla

Politólogo.

Más opiniones deste autor