La participación política de las mujeres en Esmeraldas

Entre el 19 y 21 de julio, en Asuntos del Sur estuvimos trabajando en alianza con Mujeres de Asfalto en Esmeraldas (Ecuador), zona litoral del país y frontera con el departamento de Nariño (Colombia), para avanzar en los trabajos del Proyecto SISA.

‍Primer encuentro con Mujeres de Asfalto (Juana Francis, Lídia Chene, Maira Quiñolaz y Georgina Francis Bone) en sus oficinas junto a Karla Morales de El Churo Comunicación.

¿De qué se trata SISA?

Mediante el proyecto de investigación-acción SISA decidimos trabajar con la diversidad de mujeres que históricamente han estado -y siguen estando- subrepresentadas en el ámbito político en América Latina y el Caribe, manteniendo y reforzando las prerrogativas del hombre que ostenta privilegios heteronormativos (1), de clase y raza -entre otros- en el espacio público.  

De modo que en SISA hablamos de mujeres en plural, lo que significa reconocer su intersección con etnias y lenguas, edades, situaciones socioeconómicas, identidades trans, diversidad sexual y ubicación geográfica (urbano/rural), entre otras variables. De esta manera, trabajamos en 4 países de la región (Guatemala, Paraguay, Argentina y Ecuador). En el caso de Esmeraldas, establecimos en alianza con Mujeres de Asfalto para trabajar con la diversidad de mujeres afroecuatorianas, mestizas e indígenas.

 ¿Por qué Esmeraldas?

Desde Asuntos del Sur (ADS) hace años que se trabaja de forma colaborativa y articulada con Mujeres de Asfalto, coordinada por Juana Francis. De esta forma, se busca plasmar en acciones concretas el objetivo de ADS de fortalecer lideresas, activistas y organizaciones sociales que operan con herramientas innovadas y creativas en los procesos de cambio en sus territorios, contribuyendo al acercamiento de las organizaciones a los centros de poder.

A su vez, la región de Esmeraldas confluyen distintas dimensiones de la interseccionalidad que representan el paradigma sobre el que se sostiene el proyecto SISA, como es la intersección entre racismo y género (mujeres afrodescendientes y mestizas), y se suma la ruralidad en parte de los cantones de la provincia. Además de mujeres que pertenecen a distintos grupo étnicos (chachis, awá y éperas). En esta línea,  esta región del litoral es rica en recursos naturales con un puerto que tiene acceso al Pacífico que históricamente fue excluida de los procesos de toma de decisión.

En estos días de trabajo en Esmeraldas contamos con la participación de Karla Morales, del equipo de El Churo Comunicación de Quito, para apoyar con el registro visual de las distintas actividades que se realizaron; esta colaboración forma parte de la articulación territorial que teje Mujeres de Asfalto.

 ¿Qué trabajamos en Esmeraldas?

‍ ‍Charla junto a Valezca Preciado, joven afrodescendiente de la zona de Barrios del Sur de Esmeraldas y parte de Mujeres de Asfalto. Foto: Mujeres de Asfalto.

En Esmeraldas nos reunimos con lideresas de distintas organizaciones que llevan adelante una agenda programática de género en la provincia y mujeres que actualmente ocupan cargos electos, para hablar sobre su participación política (incluyendo la participación social, comunitaria e institucional); entendiendo las distintas situaciones de violencias a las cuales diariamente están expuestas (la más extrema y letal es el femicidio junto con las violencias físicas, pero también incluimos las psicológicas, las simbólicas, las sexuales y las patrimoniales-económicas) en distintos ámbitos de la vida cotidiana -no solo el espacio doméstico, sino también en las organizaciones, en la política, en el trabajo, en las escuelas, en las universidades y en los centros de salud, entre otros. En este sentido, investigamos los obstáculos –visibles e invisibles- que se encuentran las mujeres cuando deciden participar en política, así como los impedimentos de permanecer en el ámbito público y político. Además de comprender cómo su activismo se erige como estrategia emancipadora para sortearlos y, a su vez, combatir y superar dichas situaciones de violencias.

Con estas premisas, nos reunimos, en primer lugar, con mujeres que forman parte de Mujeres de Asfalto para charlar sobre cómo entienden su participación política en la organización como herramienta para transformar sus realidades locales, además de sus necesidades específicas como mujeres afro y mestizas. Así, hablamos con Valeska Preciado, joven afrodescendiente que pertenece a la zona de Barrios del Sur de la ciudad de Esmeraldas, con Marcia Quiñolaz, que se define como mujer afroecuatoriana y Lidia Chena, que se identifica como mestiza.

Así mismo, también conversamos con Juanita Rodríguez, quien forma parte de la organización “Mujeres diversas de Esmeraldas” y que fue la primera mujer afro en ser delegada del Consejo de la Judicatura de Ecuador. Su experiencia ha sido enriquecedora para analizarlos obstáculos que enfrentan las mujeres afro que acceden a la primera línea de visibilidad y de responsabilidad pública.

‍Conversación  junto a Juanita Rodríguez de “Mujeres diversas de Esmeraldas”; fue la primera mujer afro en ser delegada del Consejo de la Judicatura de Ecuador. Foto: Mujeres de Asfalto.

En esta línea de mujeres políticas en cargos electos, pudimos también entrevistar a Cecilia Angulo, afroecuatoriana que actualmente es la Vicealcaldesa de Esmeraldas. De primera mano, escuchamos su trayectoria política y todos aquellos obstáculos que sorteó -y sigue sorteando-, comprendiendo las dificultades que enfrentan las mujeres -versus sus pares varones- que deciden no solo acceder sino permanecer en el ámbito público ejerciendo sus derechos políticos.

‍Reunión con Cecilia Angulo, Vicealcaldesa de Esmeraldas (en el centro), Juana Francis de Mujeres de Asfalto (izquierda) y Karla Morales en la cámara de El Churo Comunicación

También tuvimos la oportunidad de conversar con Ruth Quiñonez, Presidenta del “Foro de Mujeres de Esmeraldas”. En esta ocasión hablamos del entramado de múltiples situaciones de violencias de género contra las mujeres que sufren las mujeres afro, mestizas e indígenas en la provincia esmeraldeña, de la complejidad de la intersección de mujeres y racismo que todavía persisten en nuestras sociedades latinoamericanas y cómo ésta se expresa en el territorio de Esmeraldas.

Por otra parte, charlamos con Erika Toala, una joven mujer afroecuatoriana que forma parte de la organización independiente mixta “Juventud Revolucionaria accionando al pueblo”, que es a su vez docente en una escuela de uno de los barrios que se encuentra en mayor situación de vulnerabilidad en la ciudad de Esmeraldas. En esta ocasión hablamos sobre la intersección de los obstáculos que sortean como mujeres jóvenes afro realizando  incidencia política en el contexto de una organización política no partidaria.

Participamos en el programa de radio semanal de Mujeres de Asfalto, emitido en la Radio Antena Libre de Esmeraldas (RAL), hablando sobre la participación política de las mujeres y presentando el proyecto SISA

‍ ‍Presentación del Proyecto SISA en la Casa Legislativa de Esmeraldas

La tarde del viernes 20 de julio fue el turno de la presentación del Proyecto SISA en la Casa Legislativa de Esmeraldas, de la que participaron mujeres de organizaciones de la sociedad civil, estudiantes, funcionarias y mujeres políticas que han disputado cargos electos. En este espacio pudimos dar datos sobre brecha entre la ley y el ejercicio del derecho, ya que la paridad forma parte de la Constitución ecuatoriana desde 2008, pero la participación política de las mujeres en la provincia dista mucho de este 50% que establece la legislación.

El sábado 21 por la mañana, Asuntos del Sur junto a Mujeres de Asfalto, realizaron un grupo focal -como parte de la metodología de trabajo de SISA- con la participación de lideresas de distintas organizaciones de tres de los siete cantones de la provincia esmeraldeña (Muisne, Quininde y Esmeraldas). Estas lideresas, en sus respectivas organizaciones, llevan a cabo una agenda de defensa de los derechos de las mujeres afroecuatorianas y también de las mujeres campesinas e indígenas. Los resultados de este grupo focal, así como también de todos los encuentros mantenidos, irán a enriquecer el trabajo de campo exploratorio que conjuntamente se está realizando durante este primer año de SISA.

‍Trabajando en el grupo focal en la Casa Legislativa de la ciudad de Esmeraldas

Finalmente, como cierre de estas productivas jornadas de trabajo, el sábado a la tarde pudimos visitar una comunidad rural –Chaflu– para acercanos al proyecto Vuelo Mujer. La poeta y profesora de danza Patricia Merizalde trabaja con niñas y adolescentes (de 8 a 14 años) las violencias contra las mujeres mediante la danza clásica y la poesía. En este marco, junto a Juanita Francis (Mujeres de Asfalto), tuvimos un espacio para hablar con estas niñas y adolescentes sobre violencias contra las mujeres para aportar nuestro “granito de arena” en este trabajo de desaprender situaciones de violencias, desnaturalizar conductas y potenciar su empoderamiento. 

Este aterrizaje de Asuntos del Sur a la región de Esmeraldas y el acercamiento a las organizaciones que trabajan en la agenda programática de las mujeres afroecuatorianas, mestizas e indígenas nos ha permitido conocer la diversidad de sus prácticas comunitarias y políticas, junto con el reconocimiento de sus saberes ancestrales. De esta manera, compartimos sus objetivos de trabajar para la construcción de democracias más paritarias e inclusivas. En este orden, las mujeres organizadas no solo cuestionan el orden patriarcal existente, sino también la construcción sociocultural racializada de la sociedad que se traduce en un control de espacios y roles, y también de los cuerpos de las mujeres y de su sexualidad.

Notas:

(1) La heteronormatividad es un término acuñado, desde el feminismo y el movimiento LGBTI, para referirse a la sexualidad heterosexual y reproductiva obligatoria entendida como el mandato “natural” en las sociedades patriarcales (Rich, 1980). Esto es, desde la niñez se socializa a mujeres y varones, de forma simbólica y material, en el imaginario de la heterosexualidad como lo “normal” y universal